sábado, 21 de diciembre de 2013

Embarazo: Cómo escoger un carrito (gemelar)

Y pongo lo de gemelar entre paréntesis porque escoger un carrito simple requiere hacer un máster de al menos unas 600 horas delante de la pantalla para lograr interpretar todas las características de cada uno de los modelos disponibles en el mercado y que no he querido saber cuántos hay...

Bien, mi embarazo fue simple durante ¿15 días? y en ese tiempo tuve ocasión de ver si en el maletero de mi coche (un mini) cabía el carrito que íbamos a "heredar": un bugaboo (archiconocido, pero si estáis pez en el tema os lo enlazo aquí); ahora van por el "3", el nuestro era del 2007 así que ni idea de si era el "1" o el "2"; bien, pues cabía: había que quitarle una de las ruedas, creo recordar, pero cabía (bien!!).

Con lo que nos íbamos a ahorrar en el carrito, era la ocasión perfecta para "customizarlo" a nuestro mi gusto, y para ello no dudaría en acudir a Marta de Babyluna, ya que la "conozco" (virtualmente hablando, claro) desde hace varios años y las fundas que confecciona me tenían loca... por lo que aquellos primeros días sin náuseas me dediqué a hacer una carpeta donde iba guardando todos los modelos de fundas que me gustaban.

Luego llegó la sorpresa, así que todos nuestros planes de bebé se quedaron en aquel día de junio (que, por cierto, cómo llovía).

Entre el susto, la incredulidad, la alegría y la sorpresa, estuve mucho tiempo sin mirar nada (¿o fue porque no paraba de vomitar durante todo el día?????? ); al cabo del mes (más o menos) comencé a informarme sobre carritos gemelares, diosmío me sentía taaaaan pez!!!! lo recuerdo como tener que estudiar para un examen ¡pero si hasta tomaba notas!! precios, medidas (medidas!! muy importante), peso, plegado, accesorios, etc... por lo que decidí que lo mejor era escribir esta entrada (que perfectamente podría valer para los carritos simples) y concretar los puntos más importantes a tener en cuenta para la elección perfecta o casi perfecta:

Puntos a tener en cuenta a la hora de decidir:
  • ¿En paralelo, tipo tren o uno encima del otro? Tipo tren me parece lo más incómodo: es más pesado, súper largo y plegarlo es un rollazo; además parece que llevas doscientos bebés en lugar de dos, demasiado incómodo. Uno encima del otro: es una buena solución sobre todo para ascensores pequeños; además tiene el ancho de una sillita simple y suelen plegar más compactos; nosotros no nos decidimos por este tipo porque nos parecía que "el de abajo" iba un poco marginado, y algunas experiencias de otros padres nos decían que si el niño salía inquieto o curioso no iba a ir muy a gusto allí metidito; al margen de esto último me parece tal vez la opción más práctica, pero como siempre es cuestión de gustos. Y por último los carritos en paralelo: era la opción preferida por nosotros; nos gusta la idea de que vaya un bebé al lado del otro, y además lo veo muy práctico para darles de merendar fuera de casa, por ejemplo, y lo más importante: puedo ver a los dos bebés al tiempo. Normalmente este tipo de carritos ya caben en todos los ascensores modernos y por prácticamente todas las puertas; el inconveniente es que ocupan más espacio a lo ancho que cualquiera de los dos modelos anteriores.
          Nota: nuestra idea es mantener este carrito hasta que lo dejen; quisimos comprar uno lo suficientemente práctico como para no tener que comprar luego la famosa "silla de segunda edad"; me parece un gasto absurdo comprar 2 carritos en menos de dos años, por eso es importante que busquéis uno lo suficientemente práctico y cómodo para que os dure hasta que dejen de usarlo. Aquí os diría que tuvieseis en cuenta el precio: si lo vais a pagar una vez o dentro de un año vais a comprar otra silla y volver a dejar dinero en el asunto... la cosa cambia.

  • ¿Sillitas frente a la marcha o contra la marcha?: Hay modelos como por ejemplo la MacLaren que no te permiten ver al bebé o bebés mientras los paseas; como todo, es una opción personal; yo quiero ver a mis niñas mientras pueda, claro! que ya sé que más adelante les pueden las ansias de descubrir mundo!! Pero bueno, hemos visto muchos carritos y los hay que no tienen la opción de girar las sillitas; en nuestro caso buscamos uno que sí nos lo permitiera.
  • Peso y plegado del carrito: aquí me mojo y os lo advierto!! no compréis carros pesados ni con plegados poco compactos!!! acabaréis hasta el moño de cargar con el armatoste, compraréis la silla de segunda edad (tipo MacLaren, Cosatto, etc.) y os arrepentiréis de haber comprado semejante carrito para usarlo 3 meses y os saldrá caro... esto me lleva al siguiente punto:
  • Precio: cuestión importante donde las haya, ¿verdad? Pues si os parecen caros los carritos simples, imaginad nuestras caras con los gemelares!!! Suele pasar que los carritos más ligeros  y manejables son los más caros, o lo que es lo mismo, que los "mejores", los que más nos gustan o los más "fashion" (que sí, que esto de la puericultura hay niveles y niveles de fashionismo), hay que pagarlos. Bien, mi consejo aquí es que si os gusta un carrito y se os va de precio, miréis en el mercado de segunda mano; hoy en día con internet e incluso con las redes sociales el mercado de segunda mano está más accesible que nunca!! Creo que vale la pena comprar un buen carro de segunda mano y no uno malo nuevo. Nosotros así lo hicimos, y no sólo con el carrito; nos hemos ahorrado un montón de dinero en artículos que vamos a usar muy poco tiempo y que además estaban como nuevos (este tema me dará seguro para otra entrada).


Ejemplos de carritos tipo tren:
Baby Jogger City Select
Jané Powertwin

Ejemplo de carrito "uno encima del otro":
El más conocido: iCandy

Ejemplos de carritos en paralelo:
Stroll-Air My Duo
Bugaboo Donkey Twin


















Estos dos últimos fueron nuestros finalistas; a mí me gustaba mucho el de Stroll-Air, pero no teníamos opción de verlo ni tocarlo; sólo tienen venta física en dos o tres sitios en España y a mi marido la venta online no le convencía: decía que si por alguna circunstancia el carrito no nos gustaba teníamos que correr con gastos de envío para la devolución y no estaba dispuesto. Él quería verlo, tocarlo, probarlo y ver si cabía en el maletero... si es que tenía toda la razón!!!

Así que nuestra decisión final fue la variante gemelar de Bugaboo: el Donkey en su versión Twin. A mi marido era el que más le gustaba, sobre todo por su manejabilidad y ligereza, pero madre mía qué pasta!!!!! Ya me podía ir olvidando de las fundas Babyluna...

Antes de lanzarnos, echamos un vistazo a los artículos de segunda mano y allí pudimos comprobar que había bastante oferta incluso de carritos sin apenas uso. Nos decidimos por el que más cerca nos quedaba, tanto que no tuvimos ni que desplazarnos de nuestra ciudad, por lo que pudimos probarlo y verlo antes de quedarnos con él. Lo habían usado poco, estaba en un estado estupendo y además todavía le quedaban unos meses de garantía. Ya teníamos carrito!!!

10 comentarios:

  1. Me parece que habéis hecho una elección estupenda! Soy muy fan de bugaboo y más aún de ese modelo. De hecho, lo mire cuando fue a nacer el peque pero salía a la venta justo el mismo mes de su nacimiento e íbamos un poquito justos así que nos decidimos por el Cameleon que ha estado usando hasta este verano con más de dos años y ahora esta guardado a la espera de que lo ocupe el bebe!
    Tienes razón con las cosas de segunda mano. Te ahorras una pasta y hay cosas que la gente usa un par de meses y luego las guardan. En mi familia nos hemos ido pasando cuñas, moises, minicunas... Y hay algunas que siguen como nuevas!
    Un beso y ánimo que ya queda muy poquito!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. qué bien saber que lo ha usado tanto tiempo!! es que la mayoría de la gente acaba comprando también la mc laren y me parece mucho gasto la verdad!!!
      un abrazo!!!

      Eliminar
  2. Hola hola Cuales son tus páginas de referencia en artículos de segunda mano para bebés ?
    Muchas gracias
    LICITA

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues mira para ropa "percentil" y para lo demás lo miro directamente en "segunda mano"; en coruña hay también un par de tiendas "ekopeke" y "nico comparte".

      Eliminar
  3. De segunda mano los precios son estupendos, pero es muy común que se fastidien antes y has tirado el dinero doblemente...yo no me fío a no ser que el cochecito esté muy poco usado. Yo comparé precios de los modelos que me gustaban y en concreto me decidí por uno de britax gemelar en la tienda de www.shopmami.com y todo muy bien, sobre todo que te llega a casa sin moverte :-)

    ResponderEliminar
  4. La verdad es que no controlo para nada el asunto de los coches de niños, pero tras leerte con atención me parece que hay que ser como mínimo ingeniero industrial para entenderlos a fondo.¡Madre mia!¡ Que cantidad de cosas hay que saber!
    Por cierto soy Pérfida
    Un saludo coleguita

    ResponderEliminar
  5. No os recomiendo el Stroll Duo y menos que lo compreis a ZooWoo. Al contrario de lo que prometen (carro de substitución, portes y reparación gratis) se desentienden totalmente y prentenden que lo pagues tu. En nuestro caso argumentan que en la fotos que enviamos se aprecia que el "chasis ha recibido un golpe". Por supuesto, el chasis no ha recibido ningún golpe, sólo los propios de subir y bajar escaleras con dos gemelos dentro de 10 kgs cada uno, para lo que se supone que el carro debería de estar preparado (ya que te gastas un pastón en el). Total, que la única solucón que ofrecen es que paquemos nosotros los portes (a Pamplona) por duplicado (si además queremos el carrito de substitución), las pieza y la mano de obra.
    Ni siquiera parece que tengan un buen conocimiento de lo que venden, ya que me dijeron que también había una arandela rota (no esta rota, es una pestaña que viene asi de fabrica). En resumen: No compreis este carro y por supuesto no a ZooWoo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Perdón, me he olvidado de apuntar que el problema que tenemos es que una de las ruedas delanteras se bloquea

      Eliminar
  6. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  7. elegir carrito fue una de las decisiones más difíciles, al ser primerizos pues te guías por experiencias de gente de tu entorno o por comentarios e información que buscar en internet.

    ResponderEliminar

Gracias por tus comentarios!